Por qué ”Hay plato encerrado”

Galletas cuétara para desayunar. La nocilla en el segundo estante del armario, y los domingos bizcocho casero, porque así cocinamos algo juntos. Croissants de chocolate porque es jueves por la tarde. Pero para el cole siempre un bocadillo, no se llevan guarrerías, a no ser que alguien te invite, que nunca se sabe. En casa comes cosas normales, comes lentejas, comes pollo, comes pescado, comes macarrones. Tenéis un frutero hermoso que a veces sólo tiene limones, pero estar está. Comer sano es un concepto que has oído a veces, de lejos, sin saber exactamente qué era, de todas formas no te preocupaba, porque tampoco hay que obsesionarse y de algo tendremos que morir. A mí me preocupan otras cosas en la vida.

Mientras tanto, lejos, muy lejos de tu casa (o a lo mejor no tan lejos), dos señores se dan la mano, y, por el bien de la humanidad, deciden que asociar los Donettes y los Donuts con la salud cardiovascular tiene mucho sentido. Otros señores se encargan de pagar bien pagada la ética profesional para que el consumo de su refresco no se asocie con la obesidad, porque la culpa no es del azúcar, es de las grasas, y del sedentarismo, sedentario que eres un sedentario.  De todas formas, menos mal que las instituciones sanitarias velan por nosotros, ¿no? Ah, no, hay un poco de lío con eso de las puertas giratorias, y a los papás y mamás les empieza a dar miedo eso de no incluir en la dieta de sus hijos el necesarísimo Primer Danone.

Panrico Donuts y SEA sociedad española arteriosclerosis
La Sociedad Española de Arteriosclerosis estrechando lazos con los Donuts

Pero si luego nadie hace caso a las recomendaciones de salud, ya ves tú, además somos libres de elegir y todo el mundo sabe lo que es comer bien y ser sano. No somos tontos, no. Pero ¿libres? Es para pensarlo bien. Como dicen algunos de mis bloggeros favoritos, una decisión no es libre si no es informada.

El pan, alimento básico, la glucosa del azúcar, súper necesaria para nuestro cerebro, y sobre todo en época de exámenes o en el descanso de un trayecto de 4 horas en coche, no se te ocurra seguir conduciendo sin haberte bebido un refresco, ¿estás loco? ¿El tomate solís cuenta como ración de verdura? Esto se ha hecho en mi casa de toda la vida, no puede estar mal.

Pero, ¿y si sí?

¿Y si resulta que nos la han colado pero bien? Y lo mejor, mejor de todo… ¿y si ni siquiera nos dimos cuenta? ¿Y si aquí hay plato gato encerrado?

Es mi intención que este sea un blog de nutrición que aborde la concienciación en estos temas, pero también que sea un recurso, porque saber está muy bien, pero saber hacer está mejor. Si la situación es esta, ¿qué puedo hacer yo? Si mis recursos son estos, ¿qué hago con ellos?
Quiero también que os sintáis libres de darme el feedback que queráis, para que el blog crezca siguiendo vuestras necesidades.

¡Gracias por leer, y hasta pronto!

Un comentario en “Sobre el blog”

  1. Me gusta tu articulo , y teniendo mucha razón en lo que escribes , tambien te pedo decir que uno se puede permitir una guarrería como tu dices en tu articuló de vez en cuando aunque sea cuando te inviten o no

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *