Quiero regalar una cesta: Cestas de Navidad saludables

Hace tiempo me pidieron consejo para regalar una cesta de Navidad compuesta de alimentos saludables. A raíz de aquello se me ocurrió que podría hacer una recopilación de ideas, que no cuesta nada y puede venir bien. Pero antes, como siempre, me siento en la necesidad de ponerme en el lugar de los más escépticos. Porque ya sé que habrá alguien pensando ”pero para qué quiero regalar una cesta de Navidad saludable; lo fácil que es meter un buen jamón, un buen vino, un buen turrón…” Y yo te digo sí, fácil es, saludable… poco. Que nadie lance el grito al cielo por la mención al jamón: es carne procesada, así que mejor evitarla; del turrón (azúcar) y del vino (alcohol) no hablo.
Si tu alimentación por lo general es saludable, no pasa nada porque en Navidad (es decir, en las fechas señaladas, no durante todo el mes) te dejes llevar un poco. Si tu alimentación deja bastante que desear a nivel de salud (¿carne procesada todos los días?¿dulces o ultraprocesados todos los días? ¿no comes verdura cada día? no estás comiendo bien), no te engañes con el revenido una vez al año no hace daño” porque no estás cometiendo excesos una sola vez al año, es periódico, semanal, diario. Entonces ¿tiene cabida considerar opciones saludables también en Navidad? Por supuestísimo que sí, por qué no.

Antes de empezar: ¿hay alternativas a las cestas de Navidad tradicionales ?

Si buscamos ”cesta de Navidad” en internet, nos saldrá algo como esto:

cestas de navidad convencionales.png
Alcohol, embutido y turrones como norma general. Ya, pero ¿hay más opciones?

Pero lo cierto es que regalar cosas en cestas no es algo solo limitado a la Navidad, y existen tropocientas variantes. De hecho, regalar cestas de fruta, fruta y frutos secos, productos de temporada, etc. no es algo tan poco común, existe, y puede quedar muy vistoso. Todo depende del regalo que queramos hacer, y la persona que vaya a recibirlo, claro.

 

Y yéndonos a algo más ”rústico”, por existir también existen las cajas de verduras ecológicas y de temporada a domicilio, que aunque se han concebido para hacer pedidos a nivel casero y cotidiano, pueden servirnos si queremos tener un detalle ”de huerta” y no tenemos huerto. De hecho muchas empresas que se han subido a este carro de los pedidos de frutas y verduras ya contemplan las cestas regalo entre sus servicios. Aquí otra empresa que prepara cajas en Valencia.

cesta ecologica huertos de soria
No me pagan. Más quisiera yo

Pero volviendo al concepto clásico de cesta de Navidad, vamos a ver con qué podemos jugar.

Productos alternativos a los productos típicos de las cestas navideñas

Podemos montar una cesta enteramente con productos más saludables que los típicos, o hacer un mix con los productos típicos, para que no todo sean chorizos y turrones. Aunque una cosa sí os digo: si vais a incluir embutidos o dulces, escogedlos de la mayor calidad posible (del alcohol no hablo): el embutido es carne, no féculas, almidones ni azúcar añadido. El turrón es básicamente fruto seco con azúcar o miel (tal vez más ingredientes, según el tipo turrón), no jarabes, dextrosas, harinas, etc. Meter Suchard en la cesta…Eso no es turrón.
Paréntesis insano hecho, os dejo ya sí que sí una lista (abierta) de alternativas saludables socialmente aceptables (y que pueden quedar apañadas con cesta, celofán y lazo) para incluir en nuestra cesta navideña:

  • Verduras en conserva: Espárragos, corazones de alcachofa, pimientos del piquillo (o mousse de pimiento del piquillo), mix de setas en conserva… 

      

  • Verdura deshidratada, como las setas deshidratadas o el tomate seco; chips de boniato o pijadas por el estilo también podrían considerarse
    chips de boniatoHongo-Boletus-Deshidratado-350-gr. tomate seco en aceite
  • Frutos secos (pelados o con cáscara): castañas, nueces, avellanas, almendras… Es fácil encontrar paquetes con un estilo ”gourmet” o navideño y con cáscara ”llenan” bastante la cesta.
    avellanas
  • Aceitunas: existen muchos tipos, rellenas o no, partidas o no… Las que más nos gusten, pueden ser una buena opción, y en un tarro de vidrio con un trapo bonito en la tapa quedan muy apañadas. aceitunas
  • Encurtidos en general, también: pepinillos, cebolla, tomate…
  • Fruta desecadadátiles, pasas, arándanos… o también fruta deshidratada
    fruta deshidratada
  • Patés vegetales: Paté de aceituna negra, Hummus, Paté de setas, trufa, etc. En la foto, en orden de izquierda a derecha y de arriba a abajo: pasta de berenjenas con aceituna negra, paté de boletus y trufa, babaganoush (untable de berenjena, ajo, pasta de sésamo, limón…), paté de aceitunas y paté de aceitunas con almendras. Hay miles de opciones más en lo que a patés vegetales respecta, así que puede haber más alternativas a estos.
     

  • Algo de legumbres, legumbre cruda o en conserva de origen nacional; es sano y el saquito de tela da caché.
    p-6819-alubia-tolosana-goierri-250x250
  • Queso de buena calidad
    quesos tradicionales
  • Chocolate con alto porcentaje de cacao: a más valientes más porcentaje
    Chocolate-Negro-Valor-181115
  • Conservas de pescado o marisco: Lomos de melva, bonito en aceite, mejillones, berberechos…
     

  • Una variedad de té o café distinta a las habituales, también puede ser una opción

 

 

  • Aceite de oliva virgen extra del bueno, pues por qué no (puestos a regalar materia prima de calidad)
  • OTRAS COSAS QUE NO SE COMEN: Un pimentero grande, decorar con flores secas, una tabla de madera o algún utensilio de cocina, algún detalle que aporte a asociaciones benéficas (bolígrafos solidarios, calendarios solidarios, ese tipo de cosas), etc. Podemos contar con otras cosas a la hora de completar nuestra cesta.

    Calendario_SPAV_-2016_OK-1.jpg
    Estos tampoco me pagan, pero son un amor

Son muchas las opciones, y varían según el presupuesto con el que contemos, claro está. Las empresas que montan cestas tienen alternativas de cestas veganas o ecológicas, pero esto no tiene por qué significar que sea más saludable; habría que ver qué lleva. Estas ideas son por si queréis montar vosotros mismos la cesta. Aunque si alguna empresa de cestas me está leyendo, bienvenidas sean las propuestas más saludables.

Mientras tanto, a disfrutar del frío, de los platos de caliente y de las castañas antes de que se esfumen.

Gracias por leer, y ¡hasta la próxima!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s