Pan integral enrollado y empanadillas

Cómo hacer un pan y 6 empanadillas con 300 g de harina integral.

La receta de hoy es una receta doble: pan integral enrollado y empanadillas. Estas cosas pasan cuando no tienes muy claro qué es lo que vas a hacer cuando empiezas a cocinar (se ha terminado el pan pero me apetece hacer empanadillas… voy a hacer las dos cosas).

¿Por qué pan integral?

El pan, si es integral, mejor. Nos aporta más vitaminas, más minerales, más fibra, más saciedad, más antioxidantes, mejor respuesta de la insulina (una subida de azúcar menor que con el pan blanco, digamos, lo cual disminuye el riesgo de sufrir enfermedades como la diabetes), mejor salud para tu flora microbiota intestinal que el pan blanco. ¿Poco? No, poco no es. El único bache es que en los supermercados encontrar pan integral es complicadillo. Si queréis saber como reconocer un pan integral en el súper, dadle un ojo a este artículo. Si no tenéis tiempo de hacer pan integral, pedídselo a vuestro panadero más cercano (como mínimo 3/4 partes de harina integral. Voy a venir todos los miércoles a por él, gracias). Si, de todas formas, queréis meteros en el maravilloso mundo de los olores a pan recién hecho en tu propia casa, para eso estoy yo. Porque a veces parece que hacer pan solo está al alcance de ciertos elegidos, y que el resto de los mortales tenemos que conformarnos con imitaciones baratas ¡PERO NO! Se puede hacer pan en casa sin ser un especialista panadero y sin pasarte horas amasando. Y sin ensuciar mucho, ya que estamos. Vamos a ello.
AVISO: El relleno de las empanadillas es totalmente al gusto, si no os gustan los guisantes o la cebolla o la zanahoria lo podéis hacer con lo que queráis (por ejemplo: tomate, huevo duro y atún; soja texturizada, calabacín y queso fresco; espinacas, piñones y pasas; bonito, pimiento y berenjena…). Yo usé este porque en casa hacíamos uno parecido (guisantes, cebolla y huevo duro troceado).

Ingredientes:

Pan:

  • 300 g Harina integral
  • 1 sobre de levadura seca de panadería (o 14-15 g de levadura fresca) (no la química, no la de bizcochos, esa ahora no toca)
  • Sal, un pellizco
  • Aceite de oliva (1-2 cucharadas)
  • Agua (aprox. un vaso, pero lo añadiremos despacio para no pasarnos)
  • Opcional: mezcla de nueces, pipas de girasol y de calabaza

Relleno empanadillas: 

  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • Guisantes
  • Sal, pimienta y/o especias al gusto (ajo granulado y pizca de pimentón)

Elaboración:

Para empezar, mezclamos los ingredientes y removemos con una cuchara hasta que empiece a formarse una pasta. El agua no la echéis de golpe, la masa tiene que quedar algo húmeda pero que no se pegue en las manos, así que id incorporando el agua poco a poco.

pan1
Levadura, harina, agua, sal y aceite y remueves con una cuchara. De momento no hemos manchado ná’

Conforme veamos que la masa ya se puede amasar, la amasamos un ratito y luego formamos una bola con ella (pinzamos la masa por debajo para que no se escape el aire cuando fermente).
¿Cómo amasamos? Vídeo corto aquí, acordaros de usar la base de las manos al amasar, para hacer más fuerza (básicamente, sujetar una parte, estirarla como un chicle, agruparla de nuevo, y girarla, luego repetir).
¿Cuánto tiempo amasamos? Hay varias opciones; podéis amasar la masa sin parar (espolvoreando la superficie con harina) unos 15 minutos hasta que veáis que está más elástica. La otra opción es amasarla un poquito y dejarla reposar tapada unos 10-15
minutos, luego volverla a amasar y volverla a dejar reposar ya por 1 hora (este proceso suele hacerse con 4 veces en vez de con 2, pero bueno). La segunda opción cuesta menos. Hagáis lo que hagáis, cuando dejamos reposar la masa tiene que ser lo más esférica posible y con una superficie lo más lisa posible, para que no se escape el aire (esto se llama bolear la masa; aquí un vídeo que puede ayudar). Luego, tapamos la masa para que fermente durante una hora, aproximadamente. Hay personas que lo tapan con un papel film, yo suelo tapar el propio bol con un trapo limpio y una tapa de olla encima (o… dejo la masa en un plato y le doy la vuelta al bol, y lo uso como cúpula-atrapa-aire).

pan2
Formamos una bola con la masa, la tapamos con un trapo y una tapa de olla, y tras 10-15 minutos la sacamos, la amasamos de nuevo y la volvemos a dejar reposar 1 hora.

Pasada 1 hora (o hasta que veamos que la masa ha doblado su volumen), la sacamos del bol. En este punto se podría seguir sin hacer las empanadillas, yo reservé algo de masa, pero podríais usar toda la masa para hacer el pan.

pan3
OPCIONAL: reservamos algo de masa para hacer las empanadillas (el trocito del círculo azul, para empanadillas, el resto para pan)

 

La bolita azul la dejamos tapada con un vaso para que siga fermentando mientras preparamos el pan para el horno. La masa del pan la podemos mezclar con semillas o nueces; yo la mezclé incorporando las semillas, haciendo dos churros y enroscando la masa de nuevo.

pan4
Reservamos la masa de las empanadillas en un vaso y al resto le mezclamos algunas semillas y nueces.

Una vez lista la masa con lo que hayamos querido echarle (o sin nada), hacemos un churro largo con ella, que partiremos en 2 partes iguales. Si nos da para más, podemos hacer 3 partes en vez de 2, y trenzarlas, que queda muy bien también. Pero de momento vamos a lo fácil. Colocamos juntas las 2 partes y las enroscamos.

pan5
Enroscar dos churros de masa

Dejamos el pan enroscado en una fuente / papel de aluminio / cualquier cosa apta para horno y lo tapamos con algo (un trapo limpio, un tupper grande…), dejándolo ahí hasta que doble su tamaño de nuevo (2ª fermentación, unos 30 minutos). Precalentamos el horno a unos 200ºC unos 10 minutos antes de meter el pan, con una bandeja y la rejilla: en la bandeja echaremos agua antes de meter el pan para que se cree un entorno húmedo dentro del horno (cuidado que sale vapor). Lo de poner agua es opcional; de esta forma se quedó un pan más blandito (pero con corteza igualmente), más tirando a pan de molde. Podéis probar a no poner agua para que quede menos blando, si es lo que buscáis.

pan6
2ª fermentación del pan enrollado

Y MIENTRAS LA MASA FERMENTA POR SEGUNDA VEZ…

El relleno de las empanadillas lo podéis tener preparado previamente, si no, lo preparamos ahora en un momento. Simplemente hay que sofreir la cebolla a fuego fuerte con algo de aceite hasta que ablande y cambie de color (sin parar de remover) y luego añadir la zanahoria muy fiiina (usé el pelador para hacer láminas) y los guisantes.

relleno
Aproveché el calor del fuego del sofrito para descongelar los guisantes.

Después, para hacer las empanadillas, cogemos la masa que habíamos apartado en un vaso y la hacemos un churro para partirla en partes iguales (las que den, a mi me dio para 5). Enharinamos bien un rodillo y la superficie en la que vayamos a trabajar, y aplanamos bien las bolitas. Yo las hice muy finas, pero si las hacéis más gordas tampoco pasa nada (va un poco al gusto, la verdad, pero tenedlo en cuenta para el tiempo que pasen en el horno)

relleno2

Ponemos relleno en cada una y las cerramos como buenamente podamos, chafando los extremos con un tenedor.

Metemos el pan en el horno precalentado (cuidado al abrir que saldrá vapor de agua) y lo dejamos unos 20 minutos (hasta que veamos que cambia algo de aspecto). Tras este tiempo, sacamos con cuidado la bandeja con agua, y dejamos el pan otros 20 minutos, o hasta que veamos que tiene un color tostado. Cada horno es un mundo, dicen, así que atento/a a tu horno (puede estar calentando de más o de menos con respecto a lo que indica).(Tampoco abras el horno cada dos por tres).

Cuando esté el pan, metemos las empanadillas hasta que se tuesten (unos 20 minutos, más o menos), y ya está. Así queda el pan:

panfinal1
Pan enroscado. Tostadas de pan enroscado

Y así quedan las empanadillas:

relleno3

¡Y YA ESTÁ!

Los tiempos y las temperaturas pueden variar un poco en función de vuestro horno. Tan solo id mirando cómo va lo que esté dentro del horno por si acaso. También los tiempos de fermentación (el levado del pan) pueden cambiar en función de la temperatura ambiente, la cantidad de levadura y los ingredientes del propio pan. Un levado paciente y un buen amasado formarán un pan con una mejor textura.

Y no me alargo más, espero que probéis esto porque realmente vale la pena. Como siempre mil gracias por leerme y, si os animáis a hacer la receta, ¡dejadnos una foto por los comentarios para dar envidia al resto de lectores! 😛

¡Hasta la próxima!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s